120º receta: WOK DE VERDURAS Y GAMBAS CON UN TOQUE CÍTRICO


Hoy os traigo una nueva receta, esta vez internacional!!! Se trata de un Wok de verduras y gambas. Este tipo de sartén nos permite cocinar de una forma más saludable. Esta receta nos sale muy muy económica, es nutritiva pero sobretodo está buenísima!!

El wok es una sartén de metal grande, con base
redonda y paredes curvadas, que permiten la máxima expansión del
calor. Por tanto, adquiere temperatura muy alta, por lo que los
alimentos se cocinan rápidamente, manteniendo la mayoría de sus
nutrientes. Con su empleo conseguiremos una cocina saludable.

                                               

INGREDIENTES:
12 ó 16 langostinos o gambas
 1 cebolla
1 pimiento verde

1 calabacín grande
3 zanahorias
50 grs de raíz de jengibre
Aceite de girasol o oliva suave
Un vasito de zumo de naranja
Salsa de soja (al gusto)
Una cayena
Sal y pimienta
Ralladura de lima

ELABORACIÓN:
En primer lugar quitamos las cabezas a los langostinos (reservamos) y
pelamos sus cuerpos dejando la cola. Con ayuda de un cuchillo pequeño
hacemos una incisión a lo largo de la espalda y retiramos el intestino
(hilillo negro que suele traer impurezas).
 Por otra parte limpiamos las distintas verduras y las cortamos en trozos grandes tipo juliana. Pelamos el jengibre, y lo picamos finamente.
 Ponemos un wok al fuego con un chorrito de aceite. Cuando
empiece a humear, añadimos las cabezas de los langostinos hasta que se
tuesten bien.  Las vamos aplastando para que suelten todos los jugos, lo que aportará en nuestro plato un intenso sabor. Cuando empiecen a coger color, las apartamos y añadimos los cuerpos de los langostinos o gambas. Dejamos que se doren por fuera pero que queden jugosos por dentro.

En el mismo wok, para aprovechar el sabor de los langostinos, vamos
añadiendo las verduras según su grado de dureza (cebolla, pimiento, zanahorias, calabacín), junto con la cayena. Salpimentamos y
agregamos el jengibre. Salteamos a fuego fuerte unos cinco minutos. En
último lugar añadimos un chorrito de salsa de soja, que potenciará el
sabor. Al igual que los langostinos, las verduras han de quedarnos con
una textura crujiente al morderlas.

Rallamos la lima por encima,
vertemos el vasito de zumo de naranja y meneamos el wok para recoger
los jugos caramelizados de su  fondo e integrar los diferentes sabores. Removemos un par de minutos.
Ponemos a punto de sazonamiento y servimos.

NOTA: podemos sustituir el zumo de
naranja por zumo de lima. Pero en este caso, añadiremos una cucharada de
azúcar moreno para contrarrestar su acidez. También podeís terminar el plato añadiendo un poco de sésamo tostado por encima. 

Podemos optar por una versión vegetariana de este plato si no le agregamos las gambas, queda también riquísimo!

(Visited 392 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *