CALMAR EL DOLOR PREMENSTRUAL


Si los síntomas del síndrome premenstrual te traen de cabeza todos
los meses, te interesa conocer los remedios que la naturaleza te ofrece
para sentirte mejor.

Ansiedad, irritabilidad, dolor abdominal y
muscular, migrañas, tristeza, retención de líquidos… ¿te suenan? Son
síntomas muy frecuentes del síndrome premenstrual y que sufren millones
de mujeres cuando se aproxima la regla. La naturaleza nos ayuda a
regular nuestras hormonas y puede paliar estos síntomas tan desagradables.

Ante todo, tranquilidad


El estrés puede afectar directamente a nuestro sistema hormonal. Si
pasamos por una época de mucho trabajo o tenemos algún problema
personal, seguramente los dolores premenstruales serán mucho más
intensos. Por ello, recomendamos relajarse en casa, cómodamente y sin prisas, con pequeños ejercicios de pilates, yoga o taichi. También es bueno, tras llegar del trabajo, sumergirnos en la bañera con agua bien caliente para alcanzar máximo bienestar.

Aléjate estos días de ambientes llenos de ruido y mucha gente. Rodéate de
aromaterapia y cromoterapia, y en tu hogar enciende velas aromáticas y crea un ambiente que beneficie siempre a la relajación.

Comer saludablemente


La alimentación también incide en la manera de sentirnos. En la etapa
premenstrual necesitaremos nutrirnos de una cantidad importante de vitamina B, pues nos sentimos más débiles y podemos llegar a tener anemia o bajada de hierro.
Serán óptimas las legumbres, como las lentejas y las zanahorias, los
pescados azules, así como las carnes rojas, y, por supuesto, las frutas,
como los plátanos. Por el contrario, debemos evitar las grasas, los
quesos, los productos ricos en sal y el café, así como otras bebidas
excitantes.

Se recomienda comer menos cantidad pero con un periodo de tiempo más corto. Normalmente, tenemos más
hambre y nos entra mucha ansiedad. Para paliarla recomendamos comer cantidades medias cada tres horas aproximadamente. Por ejemplo una pasta a mediodía, fruta a media tarde, cremas de zanahorias por la noche y un desayuno abundante, seguido de unas tostadas a media mañana.

Hierbas naturales


Otro consejo son las hierbas naturales que siempre
constituyen remedios a la hora de reducir el dolor de la barriga o de
los pechos. Las podemos cocer en el fuego y tomárnoslas muy calientes.
La manzanilla nos ayudará a regular nuestros estado de irritabilidad y el mal humor, igual que la valeriana y la lavanda.

Por otra parte, la
ortiga reduce la hinchazón de barriga y es buena para la retención de líquidos, mientras que el ginseng nos da la fuerza necesaria para seguir adelante en estos días donde nos sentimos sin ganas de nada y muy cansadas.

La
melisa combate las migrañas y otros dolores del cuerpo, además de relajarnos. La infusión de menta va perfecta para aliviar los fuertes dolores menstruales.

Mucho agua y tés


Debemos evitar las bebidas alcohólicas y beber
importantes cantidades de agua, tanto si es antes, durante o después de
las comidas. No son recomendables los refrescos muy fríos. Otra
alternativa son los tés, especialmente los que llevan pétalos de rosa, o el té blanco (el más puro) pues nos aporta nutrientes y efectos antioxidantes a nuestro organismo.

Safe Creative #1402171046488
(Visited 60 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *