EMBARAZO y ACEITE DE ROSA MOSQUETA

Es un aceite totalmente natural con propiedades muy beneficiosas para
el cuidado de la piel, tanto durante el embarazo como en el posparto.
Previene la aparición de estrías, ayuda a evitar la práctica de la episiotomía y favorece la cicatrización en caso de cesárea.



Este aceite se obtiene de un arbusto silvestre que crece en los Andes (Chile) conocido científicamente como Rosa Aff. Rubiginosa. De sus flores sale una semilla de color rojizo de la que se extrae (mediante prensado) este aceite de gran poder regenerador.


Sus aplicaciones son muchas en el campo de la cosmética y la
dermatología pues contiene elevados niveles de vitamina C y de ácidos
grasos esenciales poliinsaturados (linoleico y linolénico).

Propiedades y aplicaciones del aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa de mosqueta tiene un alto poder de cicatrización y
gran capacidad de hidratar, nutrir y regenerar la piel. Por ello las
aplicaciones son muchas, entre las más importantes se destaca su uso
para:

– La eliminación de arrugas y cicatrices.

– La curación de zonas quemadas.

– La eliminación de manchas solares o de marcas causadas por el acné, la varicela…

– Retrasar el envejecimiento de la piel.

– Cosmética (antiarrugas, antiojeras…)

– La hidratación de zonas más secas del cuerpo (manos, codos, rodillas, talones…)

Es un aceite sin olor y que se absorbe de forma rápida. Para un mayor
beneficio, es necesario que el aceite de rosa de mosqueta sea puro
(composición 100% rosa de mosqueta). Puedes aplicarlo echado unas gotas
en tu crema hidratante habitual para un uso preventivo de arrugas y
estrías, o directamente si se necesita para la curación de heridas y
cicatrices.

Uso durante el embarazo

Su aplicación cutánea, mediante masajes en el vientre, nalgas y
pechos (no sobre el pezón), ayuda a prevenir la aparición de estrías
además de hidratar y nutrir en profundidad la piel.

Durante las últimas semanas de gestación se puede aplicar, mediante
masaje, en la zona del periné y en la entrada de la vagina para dar
flexibilidad y elasticidad a la zona. Llegado el momento del parto, la
dilatación será más fácil y disminuirá el riesgo de necesitar
episiotomía.

Uso durante el posparto

Es muy recomendable su uso en el caso de tener puntos, ya sea por
haber necesitado episiotomía o porque haya sido un parto por cesárea. El
aceite de rosa de mosqueta favorece la cicatrización y regenera la zona
afectada, por lo que su curación es más rápida. Aplícalo mediante
suaves masajes en la cicatriz varias veces al día.

Safe Creative #1402171046488
(Visited 115 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *