REMEDIOS CASEROS PARA LA SALUD

Hoy os dejo unos remedios caseros “de la abuela” referente a diversos temas de salud. Como ya habréis comprobado con el resto de post de esta sección la cocina y la salud estan fuertemente ligadas entre sí y, con la sabiduría popular recopilada con los años aun permanecen ciertos “trucos” que nos ayudarán a mejorar nuestra salud.
Me encantaría conocer vuestros remedios caseros y que los compartais con todos desde aquí en el blog o a través de las cuentas de Mayte en la cocina de Facebook y Twitter.




NARANJAS PARA COMBATIR LA FATIGA

             Se ha descubierto que hasta una leve carencia de vitamina C -sustancia que favorece la secreción de la vigorizante noradrenalina- puede provocar irritabilidad y abatimiento. Además, no comer alimentos ricos en dicha vitamina impide al organismo absorber el hierro que necesita para combatir la fatiga.

            Una dosis diaria de 150 miligramos de vitamina C (al aporte aproximado de dos naranjas) basta para disminuir el nerviosismo, el mal humor y la depresión de aquellos que llevaban una dieta ligeramente escasa en esa vitamina.

            Ingerir dosis aún mayores de vitamina C puede aumentar el efecto reanimante. Unos investigadores de la Universidad de Alabama observaron una incidencia de cansancio un 50% menor en quienes consumían regularmente más de 400 miligramos de vitamina C al día (seis naranjas o dos vasos de 350 mililitros de jugo de naranja fresco) que en aquellos cuya dosis era de menos de 100 miligramos diarios. Los complementos de vitamina C también son eficaces.

PARA ADELGAZAR

            Beba mucho agua. En 1982 -escribe la Dra. Denise Brunet, dietista de Arlington- cuando concluí mi período de residencia pesaba 27 kilos más de lo que peso ahora. Me puse a dieta y empecé a beber mucho agua, especialmente antes de las comidas, para sentirme llena. El agua también me limpió el cutis, me dio más energía y me hidrató (quienes están a dieta suelen sufrir de deshidratación).

            Hoy, como parte de la supervisión del programa de reducción de peso de mis pacientes, les pido que anoten cuánto comen, cuánto ejercicio hacen y cuánta agua beben. Quienes van bien con sus dietas y sus ejercicios pero no beben suficiente agua pierden peso más lentamente que quienes hacen las tres cosas. Esto se debe a que el agua ayuda al organismo a descomponer las grasas y a procesar los desechos.

            Beber agua es algo muy sencillo, como también lo son los demás cambios que hice en mi vida; por ejemplo, caminar todos los días. A algunos les sorprende que las fórmulas sencillas den resultado cuando se es constante.

PARA LA AFONÍA

Empapa un pañuelo grande en alcohol y déjalo atado al cuello durante toda la noche.

PARA RESPIRAR MEJOR

Si el catarro te impide respirar bien, prueba a hacer vahos de tomillo, eucalipto y pino a partes iguales. Y durante la noche, te ayudará poner una cebolla partida por la mitad sobre la mesilla.

ELIMINAR LOS GASES

Te ayudarán las infusiones de menta, anís estrellado o manzanilla. Debes evitar comer chicle y fumar.

UN DULCE LAXANTE

La miel de caña es un laxante estupendo. Prueba a tomarla con fruta o queso fresco.

CUANDO SANGRA LA NARIZ

Lo mejor es envolver un cubito de hielo en un pañuelo y colocarlo sobre el tabique nasal, inclinando la cabeza hacia delante. El frío contraerá los vasos sanguíneos y la hemorragia cesará.

LLAGAS EN LA BOCA

Conseguirás aliviar el dolor y que se cierren antes, si te enjuagas varias veces al día con agua tibia en la que hayas disuelto previamente un poco de bicarbonato.

REGLAS DOLOROSAS

Toma varias infusiones de poleo menta al día te ayudará a aliviar las molestias.

VERRUGAS

Corta un diente de ajo por la mitad y póntelo cinco minutos sobre la verruga, repítelo todos los días hasta que la verruga desaparezca.  

Safe Creative #1402171046488
(Visited 39 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *